ROCA REY A HOMBROS EN LA CUARTA DE OLIVENZA (ESPAÑA)

COMPARTIR:

Ponce, Ferrera y Roca Rey, ocho orejas en la matinal de Olivenza.

ZDSC_0008Ábrelo más que se mete”, le dijo Ponce a De la Viña cuando bregaba al primero a modo de lección magistral que luego él mismo puso en práctica con los doblones de inicio de faena que precedieron a una sinfonía de toreo suave para aguantar al de Victoriano que andaba justo de fuerzas y se apagó muy pronto. Lo mantuvo el de Chiva con esa capacidad tan suya de acariciar las embestidas.

Delegó Ferrera en su cuadrilla el tercio de banderillas ante algunas protestas del respetable. Acertó el de Villafranco en la decisión porque de esa manera dosificó al toro que luego en la faena de muleta tomó bien los vuelos y se rebosó en las embestidas. Especialmente por el derecho por donde Antonio ofreció un compendió de toreo templado y de muñecas relajadas. Y cuando el de Victoriano perdió fuelle se metió en su terreno para terminar de enaltecer al público. Se tiró tan de frente a matar que salió trompicado.

Hasta por dos veces se paso por la espalda Roca Rey al de Victoriano en inicio en los medios para rematar con el de pecho. El aire lo descubrió en un pase de la serie con la diestra y a punto estuvo de que el toro cazase al limeño que buscó siempre torear bajando mucho la mano para llevar largo a su antagonista. Faena larga e intermitente que no terminó de calentar al público hasta que no llegó el arrimón final.

El cuarto, el de menos en todo, fue protestado además por su manifiesta invalidez ante el descontento del público que gritaron toro-toro durante el inicio de faena de muleta de Ponce que ejerció más de enfermero que de torero llevándolo a media altura y cuidándolo para de esa manera tapar al astado y calmar la crispación. Más de dos décadas lleva el valenciano en estos registros para solaz de empresas y públicos cariñosos. Para rematar el cuadro escénico epilogó con las poncinas y la gente terminó por venirse arriba y olvidar al inválido.

Tampoco banderilleó Ferrera al SDSC_23quinto que soltaba mucho la cara. Fue Antonio macerándolo poco a poco hasta conseguir doblegar el defecto a base de paciencia y muchas dosis de temple. Llevando siempre al toro muy tapado y con el celo de la voz logró que tomase los derechazos en una faena en la que toreó para él como se puso de manifiesto en el final cuando mandó parar la música y se metió entre los pitones en un arrebato de torero comprometido.

La lluvia volvió a ser protagonista como en toda la feria. Lo fue en el sexto. Al que quitó por ajustadas gaoneras Roca Rey en los medios. De rodillas, con pases por la espalda incluido, comenzó en el tercio su labor muletera para captar la atención del público que andaba en los menesteres propios de abrir los paraguas. Pasó el nublado mientras Roca se enroscaba con el de Victoriano en circulares muy ligados que provocaron el aplauso de los aficionados.

Olivenza (Badajoz). Domingo 4 de marzo de 2018. 4º festejo de la Feria de Marzo. Toros de Victoriano del Río, desiguales de presentación y juego. El 4° fue muy protestado por inválido y el segundo resultó ovacionado en el arrastre. Enrique Ponce, oreja y dos orejas; Antonio Ferrera, dos orejas y oreja; Roca Rey, oreja y oreja. Entrada: Tres cuartos de plaza. La terna fue ovacionada al romperse el paseíllo.

Fotos: JOAO SILVA.

hkgh